Home Temas Historia Quiénes fueron los últimos muertos de la II Guerra Mundial
Quiénes fueron los últimos muertos de la II Guerra Mundial

Quiénes fueron los últimos muertos de la II Guerra Mundial

0
Share Button

Ya es mala suerte que, tras haber sobrevivido a la batalla de Arnhem o de la liberación de Holanda, fuesen a morir tres días después del final de la II Guerra Mundial. Es precisamente lo que les pasó a los veinte soldados -ingleses y australianos- que iban en aquel bombardero de la RAF.



Se estrelló a causa del mal tiempo durante la Operación Doomsday, la liberación de Noruega. Era el 10 de Mayo de 1945. Hitler se había suicidado diez días antes y el III Reich había capitulado el día 7.

El Short Stirling LK 147 había despegado de un aeródromo de Suffolk, en Gran Bretaña, a las ocho de la mañana. Ni siquiera fue abatido por el fuego antiaéreo sino por el mal tiempo.

En Noruega, en efecto, a veces hace un tiempo de perros. Hasta el mando aéreo dio la orden de regresar pero algunos de los aviones de aquel puente aéreo no recibieron el aviso. El LK 147 entre ellos.

Se estrelló hacia las doce de la mañana en la localidad de Gardermoen, a unos cuarenta kilómetros de la capital, Oslo. Por paradojas del destino, en la misma ruta que ahora utilizan los aviones para despegar desde el aeropuerto de Oslo-Gardermoen.

En el avión iban el oficial al mando, John Breed, de 24 años, y el resto de la tripulación: Hugh Kilday, Raymond Impett, Lionel Douglas, Harold Bell, David Welch.

Luego el teniente Frederick Saville, del Leicestershire Regiment, y los miembros del primer batallóna aerotransportado del Border Regiment: Frank Seabury, Charles Cavaghan, Thomas Richardson, Alexander Todd, Robert McKeown, George Phipps, Thomas Brown, Joseph Pagan, Thomas Laycock, Frederick Brown, Joseph Smethurst, George Little y Horace Newby. Un recuerdo para todos ellos.

whatsapp-image-2018-08-20-at-20.27.10.jpeg

Tenían entre los 20 y 30 años. El mayor era el soldado Smethurst, de 38. La mayoría estaban casados. E incluso con hijos. El propio Breed había sido padre apenas un mes antes.

El cuatrimotor había sido reconvertido en avión de carga -ya no hacía falta tirar bombas- y llevaba unos 450 kilos de suministros. Se estrelló a un centenar de metros de una granja.




El padre y el hijo estaban trabajando cuando vieron que pasaba a unos diez metros por encima del techo de la casa. No estaba en llamas ni desprendía humo. Desapareció tras las copas de los árboles. Se produjo una gran explosión.

En cuanto llegaron al lugar del accidente no pudieron hacer nada. Más tarde llegó un destacamento alemán -ya se habían rendido pero todavía había 360.000 en el país- con un oficial médico. Certificó que no había supervivientes.

Los muertos fueron enterrados en un pequeño cementerio hasta que en noviembre de 1945 fueron exhumados y enterrados definitivamente en Oslo.

Para llegar a él, además de volar a Oslo, les recomiendo que se alojen en algunos de los quince hoteles que hay en la localidad de Gandermoen. Yo lo hice en el Skandic Oslo Airport y un amable empleado me indicó la dirección.

Si no tienen tanta suerte salgan a la carretera y giren a la derecha. Se puede ir andando. A unos cuatrocientos metros verán una entrada. Justo delante de donde se acaba la pista del aeropuerto. Hay una valla para vehículos pero pueden franquearla los peatones.

whatsapp-image-2018-08-20-at-20.27.49.jpeg

Luego tienen unos 1.400 metros -bien indicados- por camino de tierra. Se aconseja zapato deportivo. Si ha llovido, cosa harto frecuente en estas latidudes, puede estar incluso resbaladizo.

Pero los noruegos, siempre tan a favor del Estado de Bienestar, han instalado incluso cuerdas a modo de barandillas para que puedan agarrarse a ellas. No tiene pérdida.

Y si, en el viaje de regreso, mira por la ventana por la ventana no verán nada. Sólo un tupido manto vegetal debajo. Como la mayor parte del paisaje noruego.

En el 2012 hubo una ceremonia de recuerdo con familiares, hijos y nietos procedentes del Reino Unido y de Australia 67 años después del accidente. En el lugar del accidente todavía hay algunos restos pero, por el amor de Dios y la voluntad de los familiares, no se les ocurra llevarse ninguna. Está penado también por la ley noruega./ Un reportaje de Xavier Rius.

whatsapp-image-2018-08-20-at-20.28.37.jpeg




Fuente

Share Button
temascuriosos TEMASCURIOSOS es un portal de interés general con temas variados de diversas temáticas repartidas entre curiosidades, salud, ciencia, amor y riquezas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies