Home Curiosidades Diversión con etimologías (Episodio: 2)
Diversión con etimologías (Episodio: 2)

Diversión con etimologías (Episodio: 2)

0
Share Button

¿Te quedaste con ganas de más etimología tras el episodio anterior? No me extraña, pocas cosas habrá en este mundo que generen más interés que conocer el origen de las palabras. Pero no tienes de qué preocuparte, esta sección tiene preparadas para ti cientos de etimologías más para que le des ese plus de intensidad y emoción que necesita tu vida ¿Qué cuáles son las palabras de hoy? No te haré esperar más:

 

  • LATIR

Significado:

  1. Dar latidos [el corazón y las arterias]. ‘el corazón late unas 70 veces por minuto’
  2. Dar punzadas [una herida o tumor].

Etimología: Nos puede parecer que poco tienen que ver los verbos latir y ladrar… ¡Pero su etimología nos dice otra cosa! El verbo latir procede del latín glattire, que significa: dar ladridos agudos. La explicación que se da es puramente metafórica: así como los ladridos de un perro pueden ser entrecortados, del mismo modo puede golpear el corazón.

Muy poéticos estos griegos vinculando estos dos verbos… no sé para ti, pero para mí, mi corazón a partir de hoy no late, ladra. Suena más contundente ¿no?

  • MARRANO

Significado:

  1. Cerdo (mamífero).
  2. Persona sucia y desaseada.
  3. Persona grosera, sin modales.
  4. Persona que procede o se porta de manera baja o rastrera.
  5. Dicho de un judío converso: Sospechoso de practicar ocultamente su antigua religión.

Etimología: Procede del árabe ‘muḥarram’, y en el árabe la palabra se refiere a aquellas cosas que poseen una maldición, no al animal en sí. Como el cerdo es un alimento prohibido para los musulmanes, es como si en cierto modo tuviese una maldición. Por este motivo, la primera acepción de la palabra en el Diccionario de la lengua española alude a este animal. Sin embargo, en la quita acepción de este diccionario se alude a los judíos conversos que practicaban su religión en secreto. Se trata, por lo tanto, de un uso sarcástico aplicado tanto a judíos como musulmanes, quienes no comen carne de este animal.

Muy graciosillos estos cristianos ¿eh? No quiero entonces ni imaginarme cómo van a apodar a los vegetarianos y veganos el día de mañana…

  • JABALÍ

Significado: Mamífero artiodáctilo, cuya variedad doméstica es el cerdo, de gran fortaleza, pelaje muy tupido gris o pardo y grandes colmillos salientes de la boca, que habita en bosques y matorrales.

Etimología: Ya que hablamos de cerdos ahora vamos con un animal emparentado con él. Jabalí es un arabismo que viene de la palabra ‘yabal’, que significa montaña. A esta palabra le añadimos la terminación –i que en árabe es una forma de construcción de topónimos. Nos queda por lo tanto ‘yabalí’, que significaría algo así como: habitante de la montaña.

Preciosa y respetuosa forma de llamar a este animal ¿no es cierto? Quizá aquellos que disfrutan cazándolos se lo replanteen al verlos no como cerdos grandes y con colmillos, sino como los residentes naturales de la montaña.

 

Bueno, hasta aquí las tres palabras de hoy en Diversión con etimologías. No dudes en compartir esta información de incalculable valor con tus amigos, familiares y marranos ¿Dices que quieres más? No desesperes, en breve tendrás otras tres interesantísimas etimologías, en el próximo episodio.

Share Button
Descastado 'No puedo detenerme, perdonad, tengo prisa, soy un río de fuerza, si me detengo, moriré ahogado en mi propio remanso'