Home Temas Salud y Belleza Sobreviviendo a la resaca
Sobreviviendo a la resaca

Sobreviviendo a la resaca

0
Share Button

 

Al ingerir alcohol, se producen a corto plazo diversos efectos que pueden comprender euforia, desinhibición, conducta impulsiva, desequilibrio motor, nauseas, lenguaje incoherente, dificultad respiratoria entre otras. Por esta razón hay que estar muy consciente a la hora de consumir bebidas etílicas.

superar la resaca
brandy

Tener una noche donde el exceso es el factor común, puede tener graves consecuencias a la mañana siguiente. El malestar puede se realmente abrumador y a veces totalmente insoportable, para evitar que la resaca se apodere de nuestra vida podemos seguir los siguientes consejos:

  • Prepárate antes: Si sabes que te irás de farra unas horas antes comienza a tomar mucha agua para prevenir la deshidratación característica de la ingesta de bebidas alcohólicas. También es importante que recubras tu estómago comiendo alguna comida rica en almidón.
  • Si el mal está hecho: Si estuviste tomándote unos tragos, no te preparaste para ello y te despertaste al día siguiente con un agudo dolor de cabeza, procura tomar jugos de naranja o arándano y por supuesto,  mucha agua para comenzar con la recuperación.
  • Prueba el ibuprofeno; A lo mejor sientes que tu cabeza va a explotar, por lo tanto una pastilla te puede ayudar en tu restitución.
  • Descansa: De ser necesario repórtate enfermo al trabajo, porque es absolutamente necesario darle a tu cuerpo la oportunidad de recuperarse.  Procura no beber si al día siguiente tienes trabajo para evitar inconvenientes.
  • Ponte unas compresas: Colócate un paño húmedo o aplícate frío en la frente para aliviar tu malestar.
  • Toma una ducha relajante: Para recobrar tu bienestar lo mejor es relajar cada uno de tus músculos, y nada mejor que un baño tibio, por supuesto evita usar la tina, la ducha es lo recomendable en estos casos para prevenir cualquier accidente que se pudiera presentar.
  • Conócete: Hay bebidas que se toleran más que otras dependiendo de la persona. Saber cual es tu límite y que te sienta mejor es necesario.

 

En algunas circunstancias puede parecer que el alcohol favorece las relaciones sociales, porque después de haber ingerido estas bebidas las personas se sienten más abiertas. Sin embargo, en dosis elevadas influye negativamente sobre el comportamiento social llegando hacer una verdadera molestia para las personas alrededor. En consecuencia, a la hora de disponerse a consumir algunos tragos hazlo con responsabilidad, procurando no excederte para evitar los efectos indeseados en el momento de su consumo y en el día posterior.

 

Fuente: es.wikihow.com

Share Button

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR