Home Temas Salud y Belleza Los ruidos extraños que hace el cuerpo
Los ruidos extraños que hace el cuerpo

Los ruidos extraños que hace el cuerpo

0
Share Button

A continuación te contamos cuáles son los ruidos más extraños del cuerpo y por qué se producen.

Si bien conocemos la mayoría de los ruidos extraños que emite nuestro cuerpo, a veces estos logran inquietarnos.

Hay sonidos más notorios que otros, por lo que, nuestro organismo puede resultar un gran concierto. No obstante, no siempre nos agradan estos sonidos y algunos nos hacen pasar mal rato. Como en el caso de las flatulencias.

¿Qué ruidos extraños hace el cuerpo?

El cuerpo humano funciona como una máquina. Y aunque todos los engranajes funcionen como corresponde, cada proceso genera un sonido diferente.

Algunos sonidos no son agradables y, por lo tanto, pueden clasificarse como ruidos. Estos pueden ser algo extraños si aparecen cuando estamos con otros e, incluso, cuando estamos solos. No obstante, al entender por qué se producen podemos evitar situaciones vergonzosas.

Debemos saber que los ruidos extraños son parte de los mecanismos a los que recurre el organismo para encontrar bienestar. Presta atención a los más curiosos.

 

1. Silbido en la nariz

Dispositivo para corregir la nariz

Seguro te ha sucedido que al respirar tu nariz emitía un silbido. Quizás por la noche cuando estabas muy cansado o después de pasar varias horas frente al aire acondicionado. Lo cierto es que esos ruidos extraños se producen cuando las fosas nasales tienen mucosidad acumulada y el flujo de aire se obstruye.

Si bien esto es algo normal cuando estamos por resfriarnos o somos alérgicos, cuando se produce el ruido (y no hay congestión) puede deberse a un desgarro en el cartílago de las fosas nasales o a una desviación del tabique nasal. En estos casos se recomienda consultar con un otorrinolaringólogo.

2. Ronquidos

Aunque sea considerado como ruidos extraños, en realidad, pueden ser muy habituales. Su explicación es interesante. La principal causa de su generación es la obstrucción de las vías respiratorias superiores.

Además los ronquidos son frecuentes en personas con sobrepeso. Esto se debe a que la grasa alrededor del cuello estrecha la faringe. Suele aparecer también cuando estamos muy cansados o si estamos resfriados.

3. Rugidos estomacales

mujer-dolor-estomago-500x334

El estómago es el órgano más ruidoso del cuerpo humano. Podría decirse que es la fuente de todos los ruidos extraños.

La mayoría de los sonidos que produce (aunque no todos son perceptibles al oído) se deben a la interacción entre los líquidos y el aire. Los “rugidos” son en realidad movimientos funcionales de propulsión y mezcla del tubo digestivo.

Lea también: ¿Qué le pasa a tu cuerpo al dormir?

Cuando tenemos apetito se producen los borborigmos. Básicamente estos son pasos de aire hacia el estómago que está vacío (no tiene comida).

4. Hipo

Este es otro de los ruidos típicos del organismo y se dice que aparece cuando comemos muy rápido, cuando estamos asustados o nerviosos. Pueden ser un sonido muy divertido, según la situación.

El pitido repetitivo que todos llamamos hipo, en medicina se lo conoce como singulto. Se trata de un sonido respiratorio producido por la contracción brusca, intermitente e involuntaria del diafragma. Cuando esto sucede la epiglotis se cierra y el ritmo respiratorio se altera.

Aunque puede aparecer sin motivos aparentes es más normal cuando estamos nerviosos o ansiosos, por la ingesta de ciertos medicamentos o por la distensión del estómago cuando hace la digestión.

5. Chasquido de mandíbula

Chasquido en la mandíbula

Este ruido aparece cuando abrimos la boca para bostezar o cuando estamos en el odontólogo. También se puede producir cuando se mastica o se habla. Ese sonido está originado en la articulación temporomandibular.

Si es muy habitual deberías consultar con el dentista porque puede indicar un problema en la apertura o cierre de la mandíbula.

6. Estornudos y tos

Ambos sonidos producen incomodidad pero quizás un poco más “aceptables” que los ronquidos o el silbido de nariz (siempre y cuando nos tapemos la boca o la nariz).

Tanto el estornudo como la tos son mecanismos de defensa del cuerpo. Sobre todo del sistema respiratorio. Se activan como reacción ante partículas infecciosas o ambientales.

Se tratan entonces de un ruido defensivo que impide el ingreso de microorganismos patógenos o elementos extraños.



Por ello es habitual estornudar cuando alguien tiene un perfume muy fuerte, cuando limpiamos la casa o si estamos al lado de un gato.

En el caso de la tos es el intento del cuerpo por eliminar aquellos organismos (virus, bacterias, etcétera) que provocan un debilitamiento del sistema inmunitario.

Un dato interesante: el aire que expulsamos al toser viaja a 140 km por hora y al estornudar a 170.

7. Crujido de articulaciones

huesos-articulaciones

A veces nos sentimos como un muñeco articulado o una caja de música. A cada paso, emitimos un ruido diferente.

Las rodillas, los codos, los tobillos y los dedos suelen ser las zonas más ruidosas. Estas articulaciones están lubricadas con un líquido que evita la fricción al doblarlas.

Cuando realizamos algún movimiento (o nos quedamos en la misma posición varios minutos) los gases que contiene el líquido llenan los espacios vacíos. Esto propicia la formación de burbujas que luego estallan.

Lea también: Sobrepeso y obesidad: Consecuencias para nuestra salud

Ten cuidado porque si ese chasquido es doloroso o molesto quizás se deba al deterioro del cartílago o a osteoartritis.

 

8. Zumbido en los oídos

El zumbido en el oído es uno de los ruidos extraños más evidentes. Sin embargo no solemos prestarle atención. 

Aparece cuando nos exponemos a sonidos de alta intensidad, en caso de infección o cuando tenemos un tapón de cera o un objeto extraño que debe ser extraído.

Cuando se experimenta a menudo suele tratarse de una condición médica conocida como tinnitus y puede ser muy molesta.

Por otra parte, el tinnitus puede estar provocado por una lesión en el cráneo o la columna.

 

Fuente

 

 

Share Button

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies