Home Temas Negocios Errores financieros que no debes cometer en la juventud
Errores financieros que no debes cometer en la juventud

Errores financieros que no debes cometer en la juventud

0
Share Button

 

La juventud suele arrastrar consecuencias que solo las notamos después de que estamos maduros. Es una etapa en la que usualmente abandonamos la casa de nuestros padres, iniciamos nuestra vida laboral, comenzamos a manejar nuestras propias finanzas y entendemos lo que es lidiar con problemas financieros.

Cuando tenemos entre 20 y 26 años pensamos solo en libertad, disfrute de nuevas experiencias, diversión y aprendizaje pero al momento de asumir la realidad de un empleo y de la estabilidad financiera para disfrutar a plenitud de la juventud solemos cometer imperdonables errores, y es que esos cambios por los que estamos pasando y que no estamos acostumbrados pueden intimidarnos de alguna manera.

En este proceso de realización económica, algunos expertos señalan que las personas que están en la juventud suelen cometer errores y hoy los detallamos en este artículo, así que si tienes 20 o simplemente tus hijos están a punto de independizarse presta mucha atención a continuación.

foto despacho
portada

– No tener metas personales o no pensar en ellas: Establecer metas siempre debe ser prioridad para el cumplimiento de los proyectos, pero cuando se es joven esto parece no importar. Mucho cuidado, porque para lograr comprarte un coche u obtener una vivienda propia debes comenzar a ahorrar desde tu primer empleo.

Planificación financiera ¿Qué es eso?: Restringir los gastos puede resultar imposible cuando tienes 20 años ya que el dinero en esa época se diluye de las manos de la misma forma que llega. Para que puedas evitarlo debes planificarte de manera financiera así que realizar un presupuesto te puede ayudar.

– No hay posibilidad de ahorrar: Aunque no lo creas la mejor etapa para el ahorro es precisamente la juventud. Comenzar a ahorrar suele ser difícil se tenga la edad que sea, pero si tienes un piso financiero seguramente cuando estés en la edad adulta lo agradecerás. Puedes fijarte una meta de ahorro mensual e incluirla en tu presupuesto.

– No poner límites: Los gastos pequeños que haces a diario podrían sumarse mensualmente y descubrirás que están afectando tus finanzas. Si no logras controlarte y compras todo lo que tienes al paso, estarás forjando un futuro poco exitoso ya que generalmente a esa edad solo pensamos en lo que queremos no en lo que necesitamos ni mucho menos en lo que necesitaremos al paso de los años. Piensa de manera planificada y no cometas errores de los que seguro te arrepentirás.

Share Button

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR