Home Temas Relaciones Consejos para esa primera cita con tus nervios a flor de piel
Consejos para esa primera cita con tus nervios a flor de piel

Consejos para esa primera cita con tus nervios a flor de piel

0
Share Button

Se acerca el ansiado momento, la primera cita y no sabes cómo actuar

Hoy en día es muy frecuente que las personas busquen pareja en páginas de contacto como, por ejemplo, PARSHIP o Meetic. A través de estos portales, encontramos a personas con gustos similares y filosofías de vida afines a la nuestra y, si nos terminan gustando, quizás les demos una oportunidad y nos atrevamos a tener una primera cita. ¿Es tu caso? ¿Ya ha llegado el momento de conocer a esa persona con la que llevas tiempo hablando pero no sabes muy bien cómo encarar esta primera cita? Sigue leyendo.

Enfoca esta experiencia desde el punto de vista correcto

Hay muchas personas que pueden sentirse avergonzadas e incluso mal pues creen que se tratará de un encuentro frío y forzado. Nada que ver. Esta será una experiencia única y así mismo debes enfocarla. Será un momento irrepetible, lleno de tensión ‘buena’ y también de entusiasmo. Piensa que de aquí solo puedes llevarte cosas buenas: si es el amor de tu vida ¡genial! Si no lo es, la próxima vez podrás seleccionar mejor a la persona con la que querrás tener la siguiente cita. Todo son ventajas. Un buen consejo es el de ser precavido: como no sabemos si nos encantará estar con la persona que hemos quedado, o no, no te comprometas muchas horas. Quizás una o dos y si estáis a gusto, ya lo alargaréis todo lo que queráis o tendréis excusa para una segunda cita.

La primera impresión

Esta primera impresión la marcas con tu forma de vestir y es normal que tengas dudas sobre qué ponerte en esta primera cita. ¡No te agobies! Solo se tú mism@ y trata de reflejar tu personalidad con tu forma de vestir.

foto post pareja
primera cita parejas

Hora del cara a cara

Este tipo de situaciones generalmente suele desarrollarse de manera fluida pues tanto tú como él o ella queréis conoceros y por ello haréis preguntas y las responderéis también. Lo importante es que la conversación sea equilibrada y que no se vaya solo hacia un lado de la balanza. Es decir, que no se centre solo en uno o en otro.

¡No te quedes sin palabras!

Si la conversación se atasca, no sufras, ya saldrán las palabras o tal vez una sonrisa o un silencio de complicidad. La idea es que todo fluya y lo paséis bien el tiempo que estéis juntos, aunque esa cita no se vuelva a repetir. Si el silencio se alarga, pregunta cosas sobre él o ella, como por ejemplo, qué ha hecho el último fin de semana, cómo es un día a día en su vida o cualquier cosa que no hayas preguntado antes.


728x90

Momento de la despedida

Este momento de la cita es crucial. ¿Cómo te has sentido? ¿Te gustaría tener una segunda? Propónsela sin miedo. ¿No estás seguro? Delibéralo con calma. No hay prisa. ¿Tienes ganas de quedarte? Exprésalo igualmente. No te quedes con las ganas de nada, eso sí, interpreta también sus señales, hay veces que pueden ser muy evidentes pero si no es así, simplemente explica cómo te sientes y déjate llevar por lo que surja. Si esta cita no sale bien, la siguiente seguro que irá mucho mejor.

imagenes : FreeImages.com/jenny w. // FreeImages.com/Lotus Head.

parte de este articulo está inspirado en el blog de pasrhip.es

Share Button
tags:

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR